De ruta por la 66

Escrito por laylolaila.

Lejos del kitsch y de los tópicos volvemos a descubrir la Ruta66.


Esta sección es un viaje imaginario que juntos haremos a lo largo de la vida de este magazine, cada número es una parada en nuestro viaje y por el camino conoceremos las profundas contradicciones de la América actual: Megaciudades modernas y un país tranquilo y rural; paisajes verdes frondosos y polvorientes planicies infinitas, desiertos y lagos. Cruzando así casi todo el continente americano por la Ruta66.
Visitaremos sus ciudades, nos encontraremos con músicos de todos los estilos que dejaron sus huellas aquí: Luis Armstrong, Miles Davis, Muddy Waters, TupacShakur, Elvis, Chuck Berry, Springsteen, Woody Guthrie …
y escritores como John Steinbeck, Ernest Hemingway, RaymondChandler, Hunter S. Thompson o William S. Burroughs.
Recordaremos películas de Hollywood rodadas en sus bordillos, Historias de Cowboys e Indios o de bandidos famosos como Al Capone, Jesse James, Bonnie y Clyde o Billy the Kid, triunfos y tragedias, Y muchísimos sitios particulares: de la cervecería Budweiser hasta el lugar donde inventaron la bomba nuclear.
Pero antes de emprender este viaje, cierra los ojos, imagina el coche de tus sueños, lo furgoneta o moto, elige a tus acompañantes, amigos, pareja o solo. Hazte la maleta y no te dejes la música para el trayecto, ya lo tienes todo? Pues ahora… empieza a soñar! Este, es el viaje de tus sueños.
En el tramo de hoy, conoceremos la historia de la ruta 66, nos encontraremos con el humorista Will Rogers famoso por sus interpretaciones en el cine mudo de los años 20 y llegaremos a la ciudad de Amarillo, donde se encuentran los ranchos con los bistecs más grandes del estado de Texas. Así que manos al volante y emprendamos nuestro viaje por la ruta 66.
Empezamos nuestro viaje imaginario partiendo desde Oklahoma, Son las 11 de la mañana, estamos a unos 22-23 grados pero parece que hoy no saldrá el sol,  por la mañana hemos ido de compras a una auténtica tienda cowboy, y una vez equipados con nuestras botas camperas y nuestro sombrero hemos cogido la 66 en Oklahoma dirección oeste, nos dirigimos al condado de Potter.
En este tramo la 66 se aleja de la autopista y cruza paisajes muy verdes y tranquilos. Llevamos 3 horas al volante y nos quedan 2 hasta llegar a nuestro destino de hoy, la ciudad de Amarillo, capital del condado, alucinar cuando os diga que solo en Texas hay 254 condados. Imagínate aprobar un examen de geografía y política. Solo se me ocurre una manera: con chuletas!!


Está siendo el tramo más bonito de la primera mitad de la ruta. Poco a poco los árboles desaparecen y se abre una gran estepa. A menudo vemos pozos de petróleo. La agricultura deja paso a la ganadería. Con estas praderas infinitas que se abren a lado y lado de la carretera, las vacas debe estar bien felices, debe ser la razón por la que la mayor atracción de esta región, son los grandes ranchos, he oído que te sirven unos bistecs de 2 Kg, y si eres capaz de comértelo en 1h te sale gratis!!! Creo que yo no voy a ser capaz!
Los pueblitos que vamos dejando atrás parecen estar a años luz de distancia. La vida va a un ritmo mucho más lento aquí en las grandes llanuras.

Son casi las 2 del mediodía, hemos repostado en la mítica gasolinera PHILLIPS 66, para preguntar si tenemos algún rancho cerca donde pararnos a comer, se ha  levantado una tormenta de viento y polvo y creo que la mejor idea va a ser esperar a que se calme un poco.  El chico de la gasolinera, lleva el típico uniforme de camisa y pantalón, monocromático, en un beix oscuro y con un parche a la altura del pecho izquierdo, indicando su nombre, camisa que por cierto se vendería muy bien en las tiendas Vintage barcelonesas. Wilde, que es así como se llama el chico, nos recomienda el the big texan ranch, a pocos km sin salirnos de la ruta.
Despúes de pasar algún que otro prado más lo vemos acercándose, está decorado al autentico estilo vaquero. Parece el decorado de una peli del oeste, aparcamos entre una ranchera y el parking de motos o de Harleys, ya que es lo que más abunda y entramos. La verdad, es un poco “turistada”, pero ya estamos aquí, tenemos hambre y fuera hay tormenta,al entrar no nos sorprende ver que está muy animado, divertido y muy lleno. Se ve que se hizo famoso por la oferta de un mega plato completo con bistec, patatas y ensalada. Si uno se lo acaba todo, el restaurante invita. Si no, cuesta unos 50 Dólares. Los platos son inmensos, con suficiente comida para tres días. Dicen que lo han intentado unas 50.000 personas en los últimos 50 años y solo unos 9.000 lo han logrado. Un buen negocio, a parte del efecto publicitario.

Mientras esperamos a que nos sirvan el mega-bistec, han empezado a sonar las sirenas que indican una alarma de tornado. Al acabar de comer, que no significa haberse acabado el mega-bistec ha vuelto la tranquilidad. Hace un cuarto de hora que han anulado la alarma.

Mientras luchábamos por intentar engullir toda esa comida con el objetivo de no pagar, se nos han sentado al lado un cowboy y su gran mujer, esta no solo se ha acabado el bistec, sino que ha ido a por un helado! Nos han estado contando, entre miles de batallitas huyendo de tornados con su Camioneta Ford ranchera del 57, que nunca se sabe cuando y donde se forma un tornado hasta que alguien lo ve. Solo se puede avisar que existen las condiciones climáticas que lo hacen posible.

La gente de aquí parece ser una gente muy simpática y habladora, bromeaban diciendo qué el resto de los americanos dicen de ellos que si llamas a Oklahoma y te equivocas de número mínimo esa llamada dura como una hora.

Ha sido una suerte conocerlos justo al principio del viaje, porque al explicarles que nuestro viaje se basaba en seguir la ruta 66 nos han contado la historia de esta emblemática carretera..

La ruta 66 tiene varios nombres U.S. Route 66, Route 66 (Ruta 66), The Main Street of America (La calle principal de América), The Mother Road (La carretera madre) o la Will Rogers Highway (Carretera de Will Rogers). Y fue una de las rutas federales originales. que discurría desde Chicago (Illinois), a través Misuri, Kansas, Oklahoma, Texas, Nuevo México, Arizona y California, hasta finalizar en Los Ángeles con un recorrido total de 2,448 millas (3,939 km).
Esta ruta como cualquier famoso que ha pasado a la historia, tiene fecha de nacimiento y de defunción.
La ruta 66 se estableció el 11 de noviembre de 1926, creando a su vez la Asociación de la U.S. 66, para velar por su mantenimiento. Vivió “legalmente” 59 años y como sufrió tantos cambios de ruta y mejoras, actualmente hay varias opiniones sobre su punto final, unos defienden que llega hasta el océano, otros que no… lo descubriremos!
La fecha de su “muerte” o cuando fue descatalogada es el 27 de junio de 1985, y fue reemplazada por la Red de Autopistas Interestatales de Estados Unidos y ahora los carteles la señalizan cómo: “Historic Route 66”.
Dicen que Cada viaje por la Ruta 66 es una nueva experiencia, y que cada vez salen nuevas ideas. Como no existe ninguna única auténtica 66, podemos modificar nuestra ruta según vayamos avanzando y según con lo que nos vayamos encontrando.

También dicen que al viajar por la 66, sientes una mezcla de nostalgia y energía de los cientos de acontecimientos que han hecho que la ruta 66 se convierta en la ruta del sueño americano, habitualmente retratada como carretera nostálgica de los años 50.Su 1er evento para promocionar la carretera, fué integrarla en la “Bunion Derby”, una marcha entre los Angeles y Nueva York. Y la publicidad funcionó: varias personas relevantes, como el humorista, comentarista y actor estadounidense. Will Rogers, dieron la bienvenida a los corredores en determinados puntos de la ruta. De allí el nombre de Will Rogers Highway
Will Rogers es conocido como el hijo favorito de Oklahoma, Es un divertido  y espontáneo humorista y actor de una cincuentena de películas mudas de los años 20? Por si no lo habéis visto en acción, os propongo un fin de semana de manta, palomitas y sofá con: Young As You Feel, Judge Priest, y Life Begins at 40, con Richard Cromwell y Rochelle Hudson. Acabando con la primera versión sonora de la novela de Mark Twain Un yanqui en la corte del Rey Arturo. Donde Will Rogers hace de yanqui y es transportado al pasado directamente a la corte del Rey Arturo, donde le toman por un mago debido a la sapiencia que aporta del futuro. Esta versión dirigida por David Butler, y es de lo más divertida, además vemos a William Farnum (una figura del western) en el papel del rey Arturo, y hay que añadir una linda Myrna Loy en un pérfido papel.

Retomamos el camino hacia Amarillo, llevamos más de 2 horas de conversación con la pareja de cowboy-cowgirl, Linda y James, son las 4 de la tarde, y aquí el sol se pone sobre las 18, así que intentaremos llegar a Amarillo antes de que anochezca.
Cuanto más nos adentramos a Texas, más llano es el paisaje, llanuras y mesetas infinitas con colinas de fondo, en esta zona se encuentra el canón Palo Duro, el segundo de los EE.UU. por su tamaño, después del cañón de Colorado, Aquí el suelo es árido sin humedad y se levanta por el viento formando grandes nubes de polvo y arena tan espesas que nos esconden el poco sol que todavía nos queda. Con este clima tan seco, este terreno y este viento se entiende que en los años 30 tuviera lugar el Dust Bowl uno de los peores desastres ecológicos del siglo XX. Y que hizo que la 66 fuera el principal itinerario de los emigrantes que iban al oeste, haciendo crecer la economía de las zonas que la carretera atravesaba.
Después de las 178 millas a largo de la 66, vemos el cartel dándonos la bienvenida a Amarillo City, y Oklahoma ya es solo un recuerdo.
Está anocheciendo y la temperatura ha bajado de 32 a 12 grados, igual que en los desiertos, el frío gana en la noche y el calor gana por el día.

Entramos a Amarillo City por el sureste, y torcemos en la I-40 en dirección a nuestro motel, el Super 8 Motel. Que nos lo encontramos a unos 8km del centro. Hemos reservado una habitación con cocina, a ver qué tal, porque la elección fue básicamente porque nos gustó el nombre y porque estaba dentro de nuestro presupuesto, 50 dolares la noche más 8 dolares obligados de tasas para el servicio. Hoy ya no podemos más, cenaremos y descansaremos para mañana aprovechar bien el día.

Amarillo es la 12º ciudad con mayor número de habitantes con una población de unos 200.000 habitantes y la mayor del denominado “Texas Panhandle”. es decir la parte norte de Texas, con una forma similar al asa de una sartén, más estrecha y larga que tiene frontera por casi todas las partes, con territorio administrativamente ajeno, pues fijaros como es de fronteriza esta ciudad que una parte de esta se extiende por el vecino condado de Randall.
Esta ciudad se le otorgó el nombre español de Amarillo por el color amarillo de las orillas del Lago Amarillo situado al noroeste de la ciudad.

Antiguamente se llamaba Oneida y fue auto-proclamada “Capital del Helio del Mundo” por ser el centro de una de las regiones más productivas de helio. También fue llamada la “Rosa Amarilla de Texas” y más recientemente “Ciudad Rotor, E.U.” por su planta de ensamblaje híbrido del avión V-22 Osprey. Encontramos en Amarillo La planta nuclear Pantex, construida a principios de la 2ª guerra mundial, para la fabricación de armas nucleares y fué la mejor fuente de empleo de la región.

A finales del siglo XIX gracias a ser una ciudad bien comunicada por la ruta 66 y el ferrocarril se convirtió en un centro de mercado ganadero: Por lo que es el centro de una de las mayores áreas empaquetadoras de carne en Estados Unidos.
Son las 9h00 de la mañana, nos ha despertado el calor intenso de un sol radiante que apunta a matar desde un cielo sin nubes.
Después de un buen café y unas tostadas nos vamos al centro, paseamos por la 6th Street,que parece ser la calle principal, llena de ranchos y museos, el city hall y el famoso rancho Cadillac. Una instalación pública de 10 Cadillacs pintados y grafiteados, plantados en el suelo como zanahorias, representando el número de evoluciones que sufrió este modelo de coche en la década de los 50.
Hemos planeado que por la tarde cuando baje un poco el sol iremos a patinar. Hacia el oeste de la ciudad se encuentra uno de los 220 freeskateparks del estado de Texas.
El John Stiff Park, se construyó en 2005 y es el 1er skatepark que se construyó en Texas, destaca por su bowl, con una profundidad que varía de 1,5m a 3m, por su túnel con forma de embudo donde poder practicar el fullpipe y su street área con bancos, pirámides, quarterpipes y barandillas.
Al llegar y como era de esperar nos lo encontramos lleno de riders, aunque si nos sorprende encontrarnos la misma cantidad de bmx que de skates. Good! Estamos a 40grados!  Y hasta que no anochezca tendremos que refugiarnos en algún embudo, sino nos asaremos y de verdad!
Amarillo, aunque no tenga gran cosa, nos ha gustado mucho, es bastante tranquilo, y la gente muy amable, esta noche saldremos a cenar al “rancho del gran bistec Texano” y nos dejaremos caer por el Midnight Rodeo Piranha a bailar al puro estilo western!!

Nuestra próxima parada Albuquerque, México. Viajaremos unas 5 horas en nuestra “furgoneta imaginaria” para descubrir la verdadera historia de Richard Joseph, si conocéis la serie Breaking Beat, podréis empezar a haceros una idea, y si no os  recomendamos que la empecéis a descargar, así en nuestro siguiente viaje, juntos descubriremos los escenarios de la serie, el cuartel general de la violenta mafia mexicana, el café “Java Joes”, nos espera una divertida e inquietante aventura… hasta pronto!

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos requeridos están marcados con un *

*
*

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>